¿Qué es una vía ferrata?

Una vía ferrata es un recorrido equipado generalmente con grapas metálicas y cables de seguridad, y que puede contar con otro tipo de elementos de agarre de manos y de soporte para pies: asas metálicas o de otro material, peldaños, puentes tibetanos o nepalís, tirolinas, etc.

Estos recorridos equipados transcurren total o parcialmente por tramos rocosos de verticalidades variables, y cuentan con una equipación de seguridad fijada en el lugar que nos permitirá disfrutar sin ponernos en peligro.

Para recorrer una vía ferrata es obligatorio utilizar siempre un equipo de seguridad adecuado, pues se trata de un deporte de aventura. Si no seguimos las indicaciones de seguridad, nos adentramos en vías demasiado complicadas para nuestros conocimientos, o no nos tomamos en serio los riesgos existentes, podemos causarnos mucho daño a nosotros o a quienes nos acompañan.

vista de un tramo de vía ferrata

1. Elementos de una vía ferrata

La actividad de vía ferrata es única, pues cada una de las vías cuenta con una equipación completa de seguridad que nos protege de accidentes. Las vías ferratas y su seguridad son puestas a prueba por expertos antes de que se abran al público.


¿Hay riesgo en una vía ferrata?

Si utilizamos el equipo adecuado, seguimos las normas de seguridad y realizamos una vía correspondiente a nuestro nivel, no tiene por qué pasarnos nada aunque el riesgo nunca desaparece del todo. Podemos caer arrastrándonos unos metros y sufrir rascadas o golpes, o bien tener una complicación propia de actividades en la montaña: golpes, caídas, desprendimientos, riesgo meteorológico...

Si no utilizamos el equipo de seguridad necesario, no seguimos las reglas, o si sufrimos complicaciones o problemas de salud como mareos o pérdida de conocimiento, podemos hacernos mucho daño.

Por eso, podemos decir que es un deporte de aventura o riesgo que resulta seguro si se hace con conocimiento.

1.1 Partes de una vía ferrata

1.1.1 Línea de seguridad o línea de vida

Se trata de un cable de acero anclado firmemente a la pared. Este cable transcurre junto a nuestro recorrido en la vía ferrata, y debemos ir sujetos a él en todo momento con los mosquetones de nuestro disipador de seguridad. La función del cable es retenernos en caso de caer, de modo que si nos desprendiéramos sólo caeríamos hasta el final del tramo de cable en el que nos encontramos. El cable se divide en tramos de unos cuantos metros, por los que iremos avanzando. De este modo, si caemos no llegaremos hasta el inicio de la vía sino solo hasta el final del tramo.

línea de vida y grapa en vía ferrata

1.1.2 Grapas metálicas

Las grapas son el elemento más común en las vías ferratas. Sobresalen de la roca y nos sirven para avanzar como si fueran una escalera de gato. Nos sirven para sujetarnos primero con las manos, y una vez las hayamos superado con los pies, a modo de peldaños. Además, las grapas sirven para sujetarnos con la baga de descanso cuando queremos recuperar fuerzas, sacar una foto o bien esperar a nuetsros compañeros.

1.1.3 Asideros, peldaños, cadenas, salientes, puentes tibetanos o nepalís, tirolinas...

Son elementos, generalmente metálicos, que encontramos a nuestro paso por las vías ferratas. Según las características del terreno, se pueden utilizar estos elementos para hacer el recorrido más divertido, variando los elementos con los que interactuamos y que nos permiten agarrarnos para avanzar y haciendo única cada vía ferrata.

otros elementos como cadenas, puentes tibetanos, asideros, etc, hacen las vías ferratas más divertidas

1.1.4 Puntos de reunión

Se trata de puntos preparados para instalar el material adecuado para realizar rappels u otras acciones técnicas que nos permiten escapar de la vía, bajar por la roca o realizar un rescate. No es necesario utilizarlos si queremos hacer una vía, aunque muchos de los aficionados a las vías conocen las técnicas y el uso de materiales para sacar partido a los puntos de reunión y alternar las vías ferratas con otras actividades deportivas en la roca.

1.1.5 Lugares de escape

Son lugares del recorrido a través de los cuales se permite salir de la vía con seguridad sin necesidad de completarla. Generalmente permiten salir de la vía cuando se complica a niveles superiores, o bien para darla por finalizada en caso de personas que hayan agotado su resistencia física o tengan suficiente.

1.1.6 Caminos de acceso y retorno

Las vías ferratas se encuentran en la montaña, y por lo tanto deberemos aproximarnos a ellas o bien regresar al punto de inicio o a nuestro vehículo a través de caminos de montaña que peuden estar más o menos indicados. Estos caminos también tienen sus riesgos y deben recorrerse con conocimiento.

Como podéis ver, las vías ferratas están suficientemente equipadas para realizar la actividad sin hacernos daño a nosotros o a nuestros compañeros si seguimos las normas de seguridad.

2. Equipo necesario para vías ferratas

Para realizar una vía ferrata con seguridad es necesario ir equipado con ciertos elementos. Todas las partes del equipo deben cumplir las normativas de seguridad y encontrarse en perfecto estado para evitar roturas o deformaciones durante su uso.

Las partes básicas de las que se compone un equipo son:

2.1 Arnés de seguridad

El arnés de seguridad sirve para unir nuestro cuerpo a los elementos de sujeción de la vía y así evitar caídas.

partes del arnés de seguridad para vía ferrata
El arnés consta de diferentes elementos:
  • Anilla de sujeción. Se trata de una anilla cosida. Esta anilla va unida a las perneras y el agarre en cintura, y por ella se introducen los disipadores de seguridad y las bagas de descanso. De esta manera, esta anilla es la que hace de punto de unión entre nuestro cuerpo y los elementos de anclaje que utilizamos para mantenernos sujetos a la pared.
  • Dos perneras. Por ellas introducimos nuestras piernas. Son ajustables para que se adapten al grosor de nuestra pierna, ya que si nos quedaran grandes tendríamos problemas de comodidad para avanzar en la vía y no tendríamos una buena sujeción en caso de caída. En caso contrario, si nos quedaran demasiado apretadas podríamos tener problemas de comodidad y de insuficiencia de circulación sanguínea, que podrían ser muy graves en el caso de una caída en la que quedáramos suspendidos en el aire demasiado tiempo.
  • Agarre en cintura. Este agarre rodea nuestra cintura, va unido a las dos perneras por cintas y también es ajustable. Como en las perneras, es importante que lo ajustemos a nuestras dimensiones para optimizar la comodidad y la seguridad.
  • Portaobjetos. Se encuentran en el agarre en cintura y sirven para distribuir cómodamente el equipo que llevamos, además de poder utilizarlo para cargar otros elementos como mosquetones y cintas. En vía ferrata utilizamos los portaobjetos para llevar ancladas las bagas de seguridad mientras no las utilizamos, de manera que las tengamos accesibles a mano rápidamente y no nos molesten al avanzar.
En Morella Aventura utilizamos el arnés de seguridad Corax, de la reconocida marca Petzl y que es apto para usuarios entre 40 y 120kgs de peso.

2.2 Disipadores

Los disipadores son elementos de sujeción a las líneas de seguridad. Van unidos a nosotros a través de la anilla de sujeción que llevamos en el arnés, y constan de dos cintas elásticas terminadas en dos mosquetones de tipo K. Entre la anilla de sujeción y los mosquetones, los disipadores llevan una pequeña bolsa en la que se encuentra el absorbedor de energía.

partes del disipador de seguridad para vía ferrata
La función del disipador es absorber la energía en caso de caída. Si caemos y no vamos anclados a la línea de vida, caeremos al vacío. Si caemos y vamos anclados a la línea de vida, lo que pasará es que caeremos hasta llegar al final del tramo de línea de vida en que nos encontremos. Una vez allí, caeremos y dependeremos de nuestro elemento de sujeción. Si se tratara de un elemento rígido, no elástico, el golpe que nos daríamos al frenarnos en seco sería demasiado grande para nuestro cuerpo, pudiéndonos causar lesiones severas sobretodo en la espalda.

En cambio, el disipador absorbe la energía haciéndonos una posible caída más suave. El disipador tiene una cinta cosida, que en caso de caída de descose gradualmente para absorber la fuerza del impacto. Así, no quedamos frenados en seco y evitamos sufrir lesiones graves.

Es muy importante que en todo momento estemos anclados a la línea de seguridad como mínimo con uno de los dos mosquetones que llevamos equipados. En caso de caída, el disipador nos libraría de caer libremente, lo cual nos podría ocasionar serias lesiones o incluso la muerte. Como son elásticos, no deberían molestarnos al avanzar.

cambio de tramo de cable con mosquetones en vía ferrata
Anclaremos los mosquetones de los dos disipadores en la línea de vida junto a la que nos encontramos. El cable de la línea de vida se encuentra fraccionado en tramos, para garantizar nuestra seguridad. Cuando llegamos al final de un tramo, debemos cambiar los mosquetones de tramo de cable manteniendo anclado siempre uno de los dos. Es decir, quitamos un mosquetón y lo colocamos en el siguiente tramo, y una vez realizada esta operación la repetimos con el otro mosquetón.

Es recomendable que cambiemos de tramo así que lo tengamos al alcance. De esta manera, en caso de caída nuestro recorrido será menor que si dejamos los mosquetones anclados al tramo actual o anterior.

En Morella Aventura utilizamos los disipadores Petzl Scorpio Eashook. Son disipadores dobles que cumplen todas las normativas de seguridad. Las cintas son flexibles y elásticas para hacer nuestro progreso más cómodo, y los mosquetones son de tipo K con cierre automático para facilitar un rápido cambio de tramo.

Nuestros disipadores son aptos para usuarios entre 40 y 120kgs. En caso de pesar menos de 40kgs, existiría riesgo de que la tensión de caída no fuera suficiente para accionar el absorbedor de energía, de forma que la caída se pararía en seco pudiendo causar lesiones. Al contario, si el usuario pesa más de 120 kgs, la energía de caída sería demasiado grande para ser absorbida por el absorbedor, resultando un impacto demasiado brusco que también podría ocasionar lesiones.

2.3 Casco de seguridad

El casco protege nuestra cabeza de golpes y desprendimientos, evitando que nos la golpeemos contra la pared o elementos de agarre o anclaje, y a la vez nos protege de desprendimientos en alturas superiores. Se ajusta a la cabeza con un sistema regulable, de manera que no se nos mueva en caso de movimiento brusco o caída.
casco petzl boreo para vía ferrata utilizado por morella aventura
Las vías ferratas se suelen recorrer en compañía (no solo por compartir la experiencia sino por seguridad en primer lugar), de manera que siempre irá una persona delante de la otra. Si la persona que va más avanzada se encuentra a más altura y desprende una piedra suelta u otro elemento, o bien le cae un objeto (ojo con esto), es muy importante que la persona que le sigue y se encuentra a menos altura lleve la cabeza protegida. Nos podremos recuperar de un golpe en el hombro, pero las dificultades serán muy grandes si un objeto nos golpea la cabeza y altera nuestras capacidades o incluso nos hace perder el conocimiento.

2.4 Bagas de descanso

Las bagas de descanso son cintas de seguridad que utilizamos para descansar. Se trata de cintas textiles terminadas en mosquetones, que van sujetas por un expremo a la anilla de sujeción de nuestro arnés.

baga de descanso petzl spelegyca para vía ferrata
Cuando queremos descansar durante una vía ferrata, nos anclamos con uno de los dos mosquetones a la grapa metálica que tenemos más cerca. Una vez sujetos con la baga de descanso a la grapa, podemos quedarnos sentados en nuestro arnés, descansando brazos y piernas para recuperar fuerzas, sacar una foto o simplemente esperar a nuestros compañeros sin gastar energías.

Al ser un elemento no elástico, nos permite quedarnos anclados con seguridad. No debemos utilizar los disipadores para descansar, sentarnos ni quedarnos suspendidos en el aire, pues correríamos el riesgo de que se descosiera el absorbedor de energía al detectar una falsa caída por la excesiva tensión, y en ese caso nos llevaríamos un buen susto, un posible golpe y además habríamos inutilizado el absorbedor para un posible futuro accidente.

ferratera descansando con la baga anclada en una grapa
Cuando no las estamos utilizando, las podemos llevar sujetas a los portaobjetos laterales de nuestro arnés para que no molesten.

En Morella Aventura utilizamos bagas de descanso dobles Petzl Spelegyca. Una de las bagas mide 32cm y la otra 58, de manera que cuando queremos descansar podemos utilizar la baga de distancia más adecuada según nuestra posición.

2.5 Equipo recomendado

2.5.1 Guantes

Es muy recomendable utilizar guantes en vías ferratas, ya que nos protegen de cortes, rozaduras, quemaduras y temperaturas excesivas.

Los guantes deben ser de nuestra talla y permitirnos utilizar los dedos con agilidad para accionar los mosquetones y agarrarnos con firmeza durante nuestro recorrido. Para ello se recomiendan guantes que dejen las falanges medias y las yemas de los dedos expuestas.

los guantes son muy recomendables para vías ferratas
Las principales funciones de los guantes son:
  • Evitar cortes. Uno de los elementos metálicos de la vía podría estar en mal estado y provocarnos un corte en la mano.
  • Evitar golpes y rozaduras. Podríamos darnos un golpe contra un elemento o sufrir una rozadura o quemadura al caer e intentarnos agarrar.
  • Protegernos del calor. En época de calor, si las grapas metálicas están expuestas al sol durante horas, podemos sufrir quemaduras en las manos si nos agarramos a las grapas con fuerza y se encuentran a alta temperatura. Los guantes evitarán llagas y sensación de abrasión.
En Morella Aventura alquilamos guantes para vía ferrata de forma complementaria al equipo obligatorio.

2.5.2 Mochila

Es muy recomendable llevar mochila ya que nos permite cargar agua, muy importante en cualquier deporte de montaña, comida para reponernos, ropa de abrigo o que no utilicemos en ese momento, protección solar o contra la lluvia, y otros elementos que no debemos llevar en nuestros bolsillos por seguridad, como las llaves del coche, la cartera o el móvil.

llevar mochila es muy recomendable para hacer una vía ferrata
Se recomienda que la mochila tenga anclajes de pecho y de cintura, ya que la harán más compacta uniéndola a nuestro cuerpo en todo momento. El anclaje de ombros evitará que una de las correas de desplace por nuestro brazo durante la subida, pudiendo resultar una molestia que derive e un accidente. Por su parte, el anclaje de cintura evitará que la mochila se separe de nuestra cintura en caso de un paso desplomado. Si la mochila se separa de nuestra zona lumbar alterará nuetsro centro de gravedad, dificultando nuestro avance y movimientos, y por eso es importante que se mantenga bien sujeta a esta zona.

Preferentemente no llevaremos nada en los bolsillos para evitar desprendimientos que pudieran lesionar a los ferrateros que estén por debajo nuestro. En caso que nuestros bolsillos tengan cremallera, podemos valorar de llevar en ellos el móvil o la cámara para utilizarlos con seguridad durante la vía. Excepto esto, se recomienda cargar todos los demás objetos en una mochila.

En Morella Aventura alquilamos mochilas de montaña, con agarres de pecho y cintura, de forma complementaria al equipo obligatorio.

2.5.3 Calzado adecuado

El agarre de nuestros pies a los elementos de roca o metal será muy importante para avanzar con seguridad y evitar caídas. El calzado más recomendado son botas de montaña. Su buen agarre a la roca, y una dureza suficiente para mantenernos firmes sobre elementos de soporte pequeños, nos ayudarán a avanzar. Además, nos protegerán de torceduras de tobillo o golpes, y nos facilitarán la aproximación a la vía y su abandono una vez la hayamos completado.

calzado de montaña para vías ferratas
Las vías ferratas se encuentran en plena naturaleza, y para llegar de ellas o regresar después a nuestro vehículo deberemos caminar por caminos de montaña de verticalidad variable y que pueden ser pedregosos, siendo recomendable para ello calzado de montaña.

En caso de no contar con botas de montaña, se recomienda el calzado deportivo. Nos permitirá movernos con agilidad, y si el terreno no es muy hostil cumplirá la función antideslizamiento.

En ningún caso se debe realizar una vía ferrata con calzado no adecuado, tal como chanclas o sandalias, descalzos, zapatos elevados, etc, ya que podría causarnos un accidente.

2.5.4 Vestimenta

La ropa que llevemos debe ser cómoda, permitir movernos con agilidad, y protegernos del frío, el viento, el sol o el calor. Consulta el apartado meteorología para más información.

las vías ferratas tienen diferentes niveles de dificultad

3. Dificultades y características de las vías ferratas

La dificultad de una vía ferrata viene condicionada por:

  • Las características del terreno. Juegan un importante factor en la dificultad la verticalidad del recorrido, la estabilidad de la roca o la tierra, la existencia de desplomes, de vegetación que nos entorpezca...
  • La equipación de la propia vía. Dependiendo de su estado (nuevo, viejo, gastado...) y de la cantidad y calidad de material instalado. El mismo recorrido con 100 grapas, o con 30, puede tener dificultades muy diferentes. Por eso, cuando hacemos una vía más fácil que nuestro nivel, podemos retarnos a utilizar solo una de cada dos o incluso de cada tres grapas, aumentando artificialmente su dificultad para ponernos a prueba.
  • La fuerza requerida. Si necesitamos emplear mucha fuerza o estar muy en forma, la vía es más difícil.
  • La exigencia psicológica. Si nos puede causar sensación de vértigo por una gran altura, el recorrido es muy largo y nos puede agotar mentalmente, o bien hay pasos complicados que nos pongan a prueba psicológicamente, la vía será considerada de mayor dificultad.
  • Resistencia necesaria. Cuanta mayor resistencia necesitemos en una vía, más difícil será. A diferencia de la fuerza requerida, la resistencia no dependerá de nuestra fuerza explosiva sino de nuestra capacidad de aguantar un esfuerzo prolongado, por ejemplo en vías ferratas muy largas.
  • Experiencia en montaña. Aunque tienen elementos singulares, las vías ferratas forman parte de los deportes de montaña. Hay vías que tienen poca exigencia de experiencia en montaña: con que sepamos caminar para llegar a ellas, ponernos el arnés y anclarnos correctamente será suficiente. En cambio, hay otras vías que nos exigirán saber emplear otros materiales y técnicas de montaña para completarlas, que pueden incluir manejo de cuerdas, nudos, maniobras de rescate o bien buscar vías de escape para salir una situación comprometida.
escala de dificultad de las vías ferratas

3.1 Clasificación de dificultad de las vías ferratas

Generalmente utilizamos una graduación de la dificultad conocida como escala K (de "Klettersteig", vía ferrata en alemán). Las dificultades van desde el nivel K1, fácil, hasta el K6 extremadamente difícil, sólo para ferrateros experimentados, en forma y con conocimientos técnicos.

Los 6 niveles de dificultad son:

  • K1 – Fácil
  • K2 – Poco difícil
  • K3 – Algo difícil
  • K4 - Difícil
  • K5 – Muy Difícil
  • K6 – Extremadamente Difícil
La dificultad de las vías no es clasificada por un organismo de arbitraje, sino que son los propios ferrateros quienes clasifican la dificultad a las vías. De forma general, la dificultad indicada coincide con la que nos parecerá a nosotros, aunque podemos encontrar comentarios en internet diciendo que una vía K3 es en realidad K4, que un K4 es en realidad un K2, etc. Al final, se trata de un indicador aproximado. Hay otros sistemas de clasificación de la dificultad de las vías ferratas, de los que podéis encontrar más información aquí.

Lo más importante es que antes de iniciar una vía ferrata estemos seguros de que su dificultad es adecuada para nuestras capacidades y conocimientos. Si no estamos seguros, mejor comenzar por una vía sencilla y a partir de ahí ir progresando.

4. Reglas de seguridad en vía ferrata

Para realizar una vía ferrata sin peligro debemos seguir algunas normas de seguridad.

4.1 Obligaciones de seguridad en vía ferrata

4.1.1 Equipo adecuado

Ir equipado con el equipo adecuado a la actividad, nuestras características y que se encuentre en buen estado.
  • Arnés, disipador, casco y baga de descanso son necesarios para realizar una vía ferrata sin riesgo de caída libre.
  • El equipo debe ser adecuado a nuestro peso y dimensiones.
  • El equipo debe ser revisado personalmente para asegurarnos que no tenga cortes, abrasiones o desperfectos que pudieran causar una rotura.
es obligatorio llevar el equipo adecuado

4.1.2 Anclaje obligatorio

Anclarnos en todo momento a la línea de vida. Es obligatorio ir anclado a la línea de vida en todo momento a través del disipador. Preferentemente iremos anclados con los dos mosquetones, de ambas cintas del disipador. En los cambios de tramo, que realizaremos al tenerlos al alcance con seguridad, cambiaremos primero un mosquetón de tramo, y al acabar la maniobra cambiaremos el otro. Siempre estaremos anclados por lo menos por un mosquetón.

hay que ir anclado en todo momento

4.2 Recomendaciones de seguridad

4.2.1 Dificultad adecuada

Es importante que seamos objetivos a la hora de valorar nuestras capacidades, conocimientos técnicos y experiencia antes de aventurarnos en una vía ferrata.

Si elegimos una vía demasiado difícil podemos encontrarnos atrapados sin saber como seguir o retroceder para escapar, o sufrir un accidente por no saber utilizar las técnicas adecuadas. En cambio, si nos metemos en una vía demasiado fácil podríamos no sentirnos desafiados, pero eso no es peligroso.

4.2.2 Dejar un tramo libre

Sólo debe haber una persona anclada en cada tramo de la línea de vida. De lo contrario, en caso de caída del que va delante podría arrastrar al que va detrás y sujeto al mismo cable.

hay que dejar un tramo libre entre ferrateros para evitar accidentes
Como medida extra de seguridad, es bueno dejar un tramo vacío entre ferrateros. De este modo, evitamos no solo arrastrar al compañero en nuestro tramo sino también golpearlo al descender.

4.2.3 Prevenir desprendimientos de objetos

Móviles, llaves, carteras, gafas de sol... pueden convertirse en proyectiles muy peligrosos al caer desde nuestra altura a un compañero situado debajo.

Por eso, además de utilizar casco, evitaremos llevar objetos en bolsillos, utilizándolos solo si tenemos cremalleras de calidad.

Otros objetos como gafas de sol, pulseras, etc, que se pudieran desprender también deberán ser tenidos en cuenta para retirarlos y evitar su desprendimiento.

4.2.4 No meter el brazo en las grapas

Es muy frecuente ver a ferrateros inexpertos que introducen el brazo en las grapas para descansar. Se trata de un grave error, ya que en caso de resbalón o caída esa postura supone una dislocación de ombro segura. Como os podéis imaginar, salir de la vía con el ombro dislocado será imposible, y la situación podría complicarse.

descansar con el brazo dentro de la grapa puede derivar en una dislocación de ombro en caso de resbalón o caída
Para descansar utilizaremos siempre la baga de descanso y nunca nos colocaremos en posturas forzadas ni introduciremos brazos o piernas en grapas u otros elementos que nos puedan causar una dislocación o rotura en caso de caída.

4.2.5 Ir siempre acompañado

En caso de accidente o sufrir un problema, ir acompañado aumentará nuestras posibilidades de ser rescatados ya sea por nuestro propio compañero o por los equipos de rescate avisados por nuestro acompañante. Si se nos complica la excursión yendo solos podemos vernos en un aprieto.

4.2.6 Disponer de agua, comida, elementos de protección...

Es importante hidratarse durante la actividad física. También es recomendable llevar alimentos ricos en calorías para reponer fuerzas en caso de que se nos alargue la jornada o lo necesitemos. Igualmente, es importante que nuestra vestimenta sea adecuada a las condiciones meteorológicas del día.


4.2.7 Estar mentalizados

Aunque físicamente sean asequibles para nosotros, si no nos tomamos las vías ferratas en serio podemos ponernos en peligro. Debemos ir tranquilos y actuar con conocimiento, divirtiéndonos siguiendo las reglas de seguridad y procediendo de manera racional. Debemos evitar el nerviosismo, entrar en pánico o infravalorar los riesgos. En caso de que uno de nuestros acompañantes incurra en uno de estos estados, deberemos mantener el control de la situación para superarla sin poner a nadie en peligro.

es muy importante tener en cuenta la meteorología para realizar una vía ferrata

4.2.8 Meteorología en vías ferratas

Es importante consultar la previsión meteorológica antes de realizar una vía ferrata, para vestirnos adecuadamente. Así, según las condiciones:

  • Sol. Deberemos protegernos de sus rayos. El casco cubrirá nuestra cabeza, pero las zonas expuestas como antebrazos deben ser protegidas para evitar quemaduras. Podemos llevar manga corta, pero se recomiendan pantalones largos en las piernas para proteger nuestra piel en caso de una posible caída.
  • Frío. En caso de frío, nos abrigaremos pero manteniendo nuestra mobilidad. Necesitamos cierta agilidad y flexibilidad en brazos y piernas para poder avanzar por la vía, cosa que no tendremos si vamos vestidos como el muñeco de Michelin.
  • Lluvia. No es recomendable realizar una vía ferrata con lluvia ni después de esta. La roca, así como las grapas, peldaños y otros elementos de agarre, serán resbaladizos y podrían provocar un accidente.
  • Viento. Un viento excesivo dificultará la realización de la vía y podría causar desprendimientos peligrosos. Valorar bien las condiciones antes de hacer una vía ferrata en un día ventoso.
  • Nieve. No es nada recomendable hacer una vía ferrata con nieve. Dificulta el acceso y la salida al recorrido, hace los elementos de agarre resbaladizos, difíciles de ver y detectar, merma nuestras condiciones físicas y podría dificultar un rescate en caso de necesitarlo.
  • Tormenta eléctrica. Tampoco se puede hacer una vía ferrata en caso de tormenta eléctrica

5. En resumen

Las vías ferratas son recorridos equipados con grapas metálicas y otros elementos que nos permiten avanzar por tramos rocosos o de tierra de verticalidad variable. Además cuentan con cables de acero anclados a la pared, llamados líneas de vida, a los cuales nos sujetamos por medio de disipadores y un equipo obligatorio para evitar caídas y accidentes.

Se trata de una actividad muy divertida para realizar en plena naturaleza, siguiendo siempre unas obligaciones y recomendaciones de seguridad que garantizarán que nuestra aventura sea inolvidable.
logo morella aventura

Ahora que ya sabemos qué es una vía ferrata, ¿qué tal si nos atrevemos con una?


enviar whatsapp
actividad libre de coronavirus